Hacia los 4-6 meses el bebé empieza a no saciarse sólo con leche; necesita cereales para seguir creciendo bien. Te comentamos una serie de Recomendaciones inicio toma cereales del bebé

Debes saber que, hasta los 5 – 6 meses lo más sano para tu bebé es que tome SOLO el PECHO, o bien leche maternizada 1. Tu pediatra te indicará el momento más adecuado para que comience con otros alimentos.

El lactante debe tomar CEREALES SIN GLUTEN hasta el 8º – 9º mes para evitar problemas digestivos. El gluten es una sustancia que está presente en la harina de trigo, cebada, centeno y avena; por lo tanto, NO DEBERÁ TOMAR PAN, GALLETAS ni BIZCOCHO. Los cereales que no tienen gluten son arroz, el maíz y la soja, por tanto son los únicos que pueden tomar.

Se añadirá un cacito de cereales sin gluten al biberón de la cena. Varios días después se aumentará poco a poco hasta llegar a 3 cacitos. Posteriormente se puede hacer lo mismo con el biberón del desayuno.

Más adelante, se puede dar una de las tomas de cereales, normalmente la cena, en forma de papilla, añadiendo 6 ó 7 cacitos.

¿Está preparado?

Sabrás que ha llegado el momento de empezar a dar cereales a tu hijo…

  • Si tiene al menos 4 meses. A esta edad su sistema digestivo, inmaduro al nacer, ya se ha desarrollado lo bastante como para permitirle digerir otros alimentos distintos a la leche. El problema de dar a los niños nuevos alimentos antes de tiempo es que, si su organismo no está preparado aún para asimilarlos, les sientan mal y pueden producirles reacciones alérgicas.
  • Si se queda con hambre después de terminar su toma habitual de leche.
  • Si puede mantener la cabeza erguida cuando le sientas en tu regazo.
  • Si con 4 meses se sigue despertando en mitad de la noche para comer.

El cambio poco a poco

No conviene iniciar al pequeño en los cereales con la cuchara, porque acostumbrarse al sabor y a la textura de este nuevo alimento y a este utensilio hasta ahora desconocido para él son demasiadas novedades juntas. Durante el crecimiento los cambios deben ser de uno en uno, para que el niño los tolere mejor.

Recuerda que debes echar siempre primero el líquido en el biberón y luego el cereal, para que no se apelmace. Cierra el biberón con el disco protector y agita bien la mezcla, evitando que se formen grumos. Y acuérdate de cambiar la tetina por otra con un agujero mayor, porque el cereal espesa la leche.

Una vez que tu hijo acepte bien los cereales, pregunta a su pediatra si puedes aumentarle la cantidad de éstos en la última toma del día. El objetivo es que así se sienta más saciado y duerma de un tirón hasta la mañana siguiente.

Recomendaciones para preparar la papilla de frutas

Se introducen a partir del 5º mes

  1. Semana: zumo de naranja con cuchara
  2. Semana: zumo de naranja + 1/2 plátano.
  3. Semana: zumo de naranja + 3/4 plátano.
  4. Semana: zumo de naranja + 3/4 plátano + 1/4 manzana.
  5. Semana: zumo de naranja + plátano + 1/2 manzana.
  6. Semana: zumo de naranja + plátano + 1/2 manzana + 1/2 pera.

Posteriormente se introducen otros tipos de fruta.

En los primeros meses EVITAR las FRESAS y el MELOCOTÓN, por el riesgo de producir alergias. Si la cantidad es escasa, se puede completar la toma con un poco de leche materna o fórmula de continuación.