Los preparativos para el día del parto

Pasan las semanas y tu embarazo cada vez está más cerca de llegar a término. Los nervios y la ilusión son constantes y tienes muchas cosas que preparar para dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia.

Para estar preparada para el momento del parto es importante que no dejes algunas cosas para última hora. Prepara una lista en la que apuntes todo lo que necesitarás el día del parto y los días que estés en la maternidad, así como todo aquello que tendrás que tener preparado en casa para cuando llegues con tu bebé.

 

Deja la maleta lista con lo que llevarás al hospital

Aunque tengas una fecha estimada, puedes ponerte de parto antes de tiempo. Es por eso que lo mejor es tener la maleta preparada con suficiente antelación. Así evitarás preocupaciones de última hora en el caso de que tu bebé llegue un poco antes de lo previsto.

Deja lista tu maleta en la semana 36 de tu embarazo pues si bien lo más frecuente es que el parto se atrase apenas unos dos o tres días, a partir de la semana 37 existe una mayor probabilidad de que puedas ponerte de parto.

Además, es conveniente que dejes la maleta a la vista, en un lugar fácil de localizar. Si se diera el caso de que tienes que ir corriendo al hospital será un familiar el que se acerque a casa a buscarla, así que facilítale la tarea dejando la maleta donde pueda verla sin tener que pararse a buscar. Los nervios en esos momentos a veces dificultan las tareas más simples.

 

La documentación que necesitarás el día del parto

Es muy importante tener localizados y a mano todos los documentos que necesitarás llevar al hospital. Para empezar no olvides llevar tus documentos identificativos (DNI o pasaporte) así como los documentos sanitarios: la tarjeta de la Seguridad Social o la de tu seguro privado en caso de que acudas a una clínica privada.

También deberás llevar todos los resultados de las pruebas y análisis médicos que te han hecho durante el embarazo. Es muy recomendable que tengas toda esta información a mano en caso de que sea necesaria, para facilitarle lo más posible al personal médico conocer tu estado y el del bebé hasta el momento de dar a luz.

 

Tener la casa lista para la llegada del bebé

Cuando te den el alta lo último que querrás es llegar a casa y tener que ordenar cosas o desempaquetar lo que necesitarás para atender a tu bebé. En las semanas previas al parto deja todo listo para que no tengas que hacer nada cuando regreses con tu hijo a casa.

Organiza las compras y los regalos, revisa que tengas todos los muebles básicos para el cuidado de tu bebé (cuna o moisés, bañerita o cambiador, etc.). Arma el coche del bebé e instala la sillita en el coche. Luego pon cada cosa en su sitio: la ropa, los biberones, los pañales y los artículos de aseo del bebé.

De esta forma cuando vuelvas a casa será fácil encontrar todo y solo tendrás que concentrarte en cuidar a tu bebé y descansar todo lo que puedas para recuperarte del parto.

Con una buena planificación y haciendo las cosas con suficiente antelación, el día de tu parto será un día inolvidable en el que no tendrás que pensar en nada más que en el momento en el que puedas tener a tu bebé entre tus brazos.

Por María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil.

 

Los preparativos para el día del parto

Los preparativos para el día del parto