PROTECCIÓN REFORZADA

 

Sabes cómo proteger a tu bebe por instinto: lo abrazas fuerte para tranquilizarlo o lo abrigas cuando hace frío. Ahora bien, nunca podrás protegerlo del todo. Afortunadamente, para luchar contra los dichosos microbios, también cuenta con sus defensas naturales.

205b8b491c91ccdfc74ef556f1874af5

sistema inmunitario

SISTEMA INMUNITARIO

Su sistema inmunitario se está construyendo.

Cuando nace, el sistema inmunitario del bebé no está desarrollado aún. Durante el embarazo, ha vivido en un entorno estéril (el vientre materno), se ha aprovechado de la protección de su mamá y su flora intestinal prácticamente no existe.

Afortunadamente, en los primeros meses de vida cuenta con los anticuerpos de mamá, transmitidos en el útero durante el embarazo, que le protegen contra los gérmenes y los virus. Es lo que se denomina la inmunidad pasiva.

La lactancia prolonga esos beneficios al contribuir al desarrollo de una flora intestinal rica en bífidus que constituye una de las primeras protecciones naturales del bebé.

Obviamente, el bebé también va a desarrollarsu propio sistema inmunitario. Éste alcanzará la madurez plena hacia los 4 años.

 

UNA AYUDITA

A partir de los 6 meses, puede que necesite una ayudita.

La diversificación alimentaria puede ser un momento complicado para el pequeño. La introducción de nuevos alimentos implica, efectivamente, una modificación de su flora intestinal. Se hace más vulnerable y puede que aparezcan algunos trastornos digestivos.

También es la edad en la que el bebé empieza a tocarlo todo y a querer llevárselo todo a la boca. Sus contactos con el mundo exterior aumentan. Descubre en ocasiones las alegrías de la vida en colectividad donde todo se comparte… incluso los virus. Todas ellas son buenas razones para ofrecerle un guardaespaldas personal que refuerce su protección.

 

 

0236d007a02178abafeb08a39fe8eafe

sistema inmunitario

 

 

BIFIDUS

SU MISIÓN: Ayudar a reforzar las defensas naturales del bebé

SU PUNTO FUERTE: Su eficacia, demostrada científicamente

LOS BÍFIDUS SON MICROORGANISMOS

Existen en estado natural en el intestino del bebé. Son bacterias “amigas” que ayudan a tu pequeño a luchar contra las “malas” bacterias, responsables, entre otras cosas, de trastornos intestinales (especialmente las diarreas) y otras preocupaciones cotidianas.

JEFE DE LOS GUARDIANES DEL CUERPO DEL BEBÉ

El Bífidus BL (del latín Bifidobacterium Lactis) cuida mejor que nadie a su pequeño protegido. ¡Su efecto protector está demostrado científicamente!

Ayuda a reforzar las defensas naturales: es el llamado “efecto barrera” y ayuda a reducir la frecuencia de las diarreas cuando el bebé está más expuesto, sobre todo en la vida en colectividad.