Hace unos cuarenta años, la mujer se enteraba de las cosas del embarazo y del parto preguntando a su madre, a una amiga, a una prima. Pero el progreso nos puso en contacto con muchos conocimientos por medio de los cuales podemos entender mejor los procesos biológicos y naturales que suceden en ese período tan hermoso que es el embarazo.

Los primeros métodos de psicoprofilaxis apuntaron a mitigar el dolor, sin tener en cuenta que a la mujer le ocurren muchas otras cosas durante el embarazo y el parto, desde modificaciones en el cuerpo, hasta modificaciones en su psiquismo, que son totalmente normales, pero que despiertan nuevas sensaciones y emociones que hay que saber entender. Algo parecido le sucede a su pareja. Así surgió la idea de la participación consciente y protagónica de la pareja, en un proceso orgánico, psíquico y social.

El objetivo de esta preparación no es solamente atender el cuerpo, sino atender la totalidad de la persona: su cultura, su historia, su entorno social, su sensibilidad, sus sentimientos, sus emociones, sus miedos. Es casi imposible erradicar el temor y el dolor, pero sí se pueden entender las sensaciones que ocurren durante el trabajo de parto, darles un significado, ya que a veces dificultan el buen progreso del mismo: distorsiones (tabúes), confusiones (relatos de la historia familiar), puntos en blanco (por desconocimiento de muchos mecanismos que son naturales). El esclarecimiento de esas dudas tranquiliza a la embarazada y a su pareja; todo lo que va a pasar está previsto en las charlas.

 

 

MUJER YOGA

 

En esta preparación, se aprende a ensayar su parto, se ejercita a buscar y utilizar las posiciones corporales que sean más placenteras, o movimientos corpóreos que durante cada contracción ayuden a la ubicación del bebé y a la mejor progresión del trabajo de parto (dilatación del cuello del útero, descenso de la presentación). Como así también conocer que existe otra vía de terminación del embarazo, como lo es la cesárea. Siendo este curso no solo destinado a aquellas mamás primerizas, ya que cada embarazo, parto e hijo son distintos.

Puede iniciarse a los seis meses de gestación, o cuando su médico lo solicite. Este cursoes grupal, facilita el intercambio y la posibilidad de comprobar vivencias y sentimientos entre las mamás del grupo. Consiste en un trabajo corporal armonizador, y en charlas de reflexión. Esto da mucha seguridad, mucha confianza: aprenden a aflojarse, a dar y recibir ayuda en ese momento tan especial; es un trabajo muy gratificante. Es un camino que debe emprender la embarazada hacia el autoconocimiento, y a partir de ahí, saber quién es, que pueda decir qué quiere y cómo lo quiere. Cada mujer que va a parir es única e irrepetible.

 

Con respecto a si el marido debe acompañar a la esposa en el embarazo, y sobre todo en la sala de partos, no hay una respuesta única. Esto depende de la pareja y de la situación emocional en que se hallen ambos. No hay que forzar situaciones, y sí dejar que cada pareja decida.

Mediante el trabajo corporal la mujer aprende a cuidarse y a entender que nosotros también la estamos cuidando. Aprende a flexibilizar articulaciones y músculos, para encontrar las posturas más adecuadas a las necesidades de ese momento: dolores posturales, contracturas lumbares, del cuello, de la espalda. Los ejercicios van destinados a lugares del cuerpo que más se van a esforzar durante el trabajo de parto: columna y cintura (modifican posturas incorrectas, alivian dolores), abdomen (fortalecen la musculatura abdominal), pelvis (abren y distienden la zona pelviana), piernas. Respiración, buena postura, relajación, flexibilidad muscular, posturas de descanso, masajes, conciencia del cuerpo. Con respecto a la respiración, es fundamental que no sea desordenada e insuficiente. Durante el trabajo de parto, el músculo uterino requiere mucho oxígeno para su trabajo de contractilidad. Una correcta respiración también favorece una buena relajación. Y además, como durante las contracciones uterinas se suspende el pasaje de sangre materna a través de la placenta (hecho fisiológico), fuera de las contracciones es fundamental una buena respiración para oxigenar bien el bebé

 

 

preparacio_769_n_al_parto

 

 

Todos sabemos la importancia que tiene para la futura mamá el Curso de Preparto. Es una preparación integral para la maternidad y la paternidad con objetivos concretos:

¨ Ante todo establecer un vínculo entre la pareja embarazada y el equipo médico.

¨ Conocimiento por parte de la pareja del equipo completo que va a estar en su parto.

¨ Aclaración de que el curso no es una solución idealizada, sino una ayuda.

 

Desde mi experiencia de haber atendido mujeres que han realizado una preparación íntegra, los resultados exitosos de partos espontáneos son maravillosos, como así también cesáreas

La mayoría de los médicos aconsejan a toda pareja que está esperando un hijo tomar un curso de psicoprofilaxis o preparto

Antes se pensaba que la única preparación necesaria para dar a luz era comer bien durante nueve meses, hoy es un hecho que cuanto más sepan los futuros padres acerca del embarazo, desarrollo fetal, como ayudar en el parto y como cuidar del bebé recién nacido, mejor será la gestación y nacimiento de su hijo.

Es probable que a medida que avances en el embarazo, te intereses más en leer publicaciones que traten temas relacionados con el embarazo, parto y cuidados del bebé. Esto es muy útil, pero un curso de preparación te ofrece alternativas más prácticas.

Lo ideal es que tu médico te sugiera el curso a tomar, si no te recomienda un curso en particular, puedes informarte.

Para elegir el curso es bueno que tengas en cuenta:

– La información que provee, un buen curso te enseñará:

  • Todo lo que sucederá en el parto, como y cuando intervendrá el personal médico, técnicas y aparatos que se pueden usar, que ventajas y desventajas tienen.
  • Como tener una comunicación efectiva con el personal médico.
  • Como manejarte cuando comience el trabajo de parto, y como te puede ayudar tu pareja.
  • Como manejar las necesidades parte emocionales y sicológicas de los padres y el bebé en las diferentes etapas del embarazo, parto y lactancia.
  • Como estimular al bebé durante el embarazo y recién nacido.
  • Como prepararte para la lactancia.
  • Como integrar a tu pareja en el momento del parto, a la vez él aprenderá como ayudarte a sobrellevar el trabajo de parto.
  • Ejercicios para realizar durante el embarazo, que te prepararán para el parto, fortaleciendo y dando mayor flexibilidad a los músculos que participaran.
  • Ejercicios de relajación y respiración, te ayudarán durante el embarazo y para afrontar las contracciones.
  • Puericultura; los cuidados básicos de un bebé, como bañarlo, cambiarlo, darle de mamar, etc.
  • Debe tener experiencia previa. La función de quien dicta este curso es apoyar a la pareja en todo momento. Si es mujer y ha dado a luz, o un hombre que ha presenciado un parto estará capacitado para acompañarlos en el momento del parto si lo necesitan.
  • Debe ser tener una personalidad que haga que se sientan muy cómodos, para tener una comunicación franca y abierta, deben sentir que se interesa en ustedes y será un buen apoyo en caso de necesitarlo.

– Quien lo Dicte:

Deben ser dictados por un equipo profesional capacitado especialmente para ese fin, en nuestro medio Sanrafaelino contamos con Licenciados en Obstetricia y Obstétricas(antiguamente llamados “parteros o matronas” que asistían partos de manera empírica), con los conocimientos médicos-obstétricos necesarios por lo que podrán contestar todas las dudas o los referirá al profesional adecuado.

 

– Que elementos adicionales ofrece:

  • Charlas con médicos especialistas.
  • Ambientación al lugar donde acudirás a tener tu hijo.
  • Material de apoyo.

 

empezar-el-curso-de-preparacion-al-parto_articulo_landscape