Durante el embarazo, la madre está será sometida a una serie de cambios físicos y hormonales que sufrirá su cuerpo debido a la presencia del bebé en crecimiento. Esto hará que se desarrolle progresivamente su útero y, a su vez, la madre presente una serie de síntomas que pueden ser muy desagradables y que varían en frecuencia e intensidad dependiendo de una paciente u otra.

¿Cuándo ocurren las náuseas?

Las náuseas en el embarazo se presentan durante el primer trimestre de embarazo en alrededor del 80% de las mujeres embarazadas. Este síntoma tiende a ser muy desagradable para muchas madres, sin embargo, tiende a desaparecer después del tercer mes de gestación.

Si bien a este síntoma del embarazo se le ha llamado como “enfermedad de la mañana”, debido a que suele producirse con mayor intensidad luego de que la madre despierte, este síntoma puede ocurrir a cualquier hora del día.

¿Cómo aliviar las náuseas y vómitos?

Para aliviar las náuseas y vómitos característicos del primer trimestre de embarazo, recomendamos lo siguiente:

Antes de acostarse, coloque una galleta de soda sobre su mesa de noche de tal manera que, al despertar, pueda comer un poco antes de salir de la cama para evitar que las náuseas sean muy severas.
Evite los movimientos bruscos y repentinos. Si va a levantarse de algún sitio, hágalo lentamente.
Procure comprar alimentos helados como paletas de hielo saborizadas.
En lugar de hacer tres comidas grandes, coma varias comidas pequeñas durante el día que equivalgan a las mismas.
Beba al menos 8 vasos de agua al día.
Durante el primer trimestre, el olfato de la madre es especialmente sensible a ciertos olores que pueden desagradarle. Si va a estar en la cocina, procure abrir las ventanas para que circulen los olores y no sienta náuseas.
Si siente náuseas, es recomendable que dé un paseo al aire libre.
Procure que las comidas que ingiera sean bajas en grasa, sal, condimentos y evitar el picante.
Coma alimentos que contengan proteínas, tanto animales como vegetales, así como también carbohidratos y jugos de frutas. Dichos alimentos ayudarán a subir los niveles de azúcar en la sangre que, de encontrarse bajo, pueden dar paso a las náuseas.
Procure tomar líquidos entre las comidas y no mientras come para facilitar la digestión de las mismas.

NÁUSEAS

NÁUSEAS